Jesucristo ha Resusitado!!!

Emaus Venezuela  
 
  HISTORIA DE LOS CAMINANTES DE EMAUS 24-09-2017 17:24 (UTC)
   
 
 

A inicios del año 1985 varios hombres de la Iglesia Católica de St. Louis conjuntamente con el Fraile Jim Fetcher, discutían el tipo de Ministerio que sería bueno para los Hombres. El Club de Hombres que existía no era muy activo y el Ministerio del Sombrero de Copa era muy activo pero no muy espiritual en sus metas.

Los hombres necesitaban un ministerio que llegara al corazón de la Parroquia y sacara de allí aquellos hombres que “iban a la Iglesia” pero que “no estaban comprometidos” Sentíamos que si de alguna manera podíamos permitir que estos hombres contemplaran su relación con Jesucristo y dejaran que el Espíritu Santo actuara en sus vidas, ellos podrían y apreciarían de hecho la Fe Católica mucho más.

Teníamos a nuestra disposición el Cursillo Católico, pero solamente podíamos enviar unos pocos hombres de nuestra Parroquia a la vez y ya ellos tenían que estar en el camino del Señor.  Las mujeres de nuestra Parroquia tenían un gran retiro que había comenzado varios años antes que se llamaba Emaús. Los hombres consideraron este retiro y decidieron que contenía todos los elementos que necesitábamos, con sólo algunos cambios.

Nuestra meta era cambiar el objetivo y reescribir el fin de semana para que estuviera más a tono con lo que los hombres necesitaban. El perfil básico se mantuvo pero se añadieron algunas cosas y otras se cambiaron.

Se formó el equipo y el primer Emaús para Hombres se llevó a cabo en la Casa de Retiros de los Dominicos. El primer fin de semana no tuvimos el símbolo de la rosa, el primer símbolo fue una casa modelo que montamos para representar todos los elementos que ahora vemos en la Rosa.

El primer equipo Emaús estuvo formado por: Jim Loretta, Larry Barfield, Howard Werner, Bob Colasanti, Bill Fogarty, Marty Jacobs, Sal Difede, Sid Glaser, y Bill Denight. El equipo se formó, se reunió, rezó y empezó a trabajar atrayendo candidatos. Los resultados del fin de semana fueron los mismos que son y han sido durante cada fin de semana desde entonces, conmocionantes. La presencia del Espíritu Santo entre nosotros fue muy fuerte durante ese primer fin de semana, demostrándole al equipo el camino y permitiendo al equipo saber cómo quitarse del camino.

Eventualmente, uno de los candidatos de un fin de semana anterior llamó para decir que les gustaría tener el mismo retiro en la Iglesia Católica de St. Brendan. Un equipo de hombres de St. Louis fue a St. Brendan y se celebró el primer fin de semana Emaús para Hombres “fuera de St. Louis”. Se llevó a cabo en el centro juvenil adjunto al Hospital Mercy en Coconut Grove. Después fue la Iglesia Católica St. John Neuman y después otra y otra más.

 



 

Gracias a los esfuerzos de los caminantes de Emaus de la Iglesia Católica St. John Neuman de Miami en especial de Francisco Díaz (Fachi) luego de contactar a Humberto Cisneros feligres de la Iglesia Nuestra Señora de Coromoto en Maracay, estado Aragua se logró el sueño de realizar el primer retiro de varones en el seminario mayor de Maracay del 17 al 19 de Julio de 2009, donde asistieron más de 30 servidores provenientes de Miami y  Barranquilla donde la gracia de Dios toco a 54 caminantes provenientes de varias ciudades de Venezuela, comenzando un bello camino para este país donde cada vez más personas viven la experiencia y se convierten en hermanos de Emaus.

Paises donde la  Iglesia Católica St. John Neuman ha formado caminantes

REPUBLICA DOMINICANA


COLOMBIA


VENEZUELA


EL SALVADOR

 
ECUADOR
 
  Navegación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Publicidad
  Pasaje Biblico en el que se basa el retiro de Emaus.
Lucas 24; 13-35.

Y he aquí, dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada Emaús, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén.
24:14 E iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido.
24:15 Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos.
24:16 Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen.
24:17 Y les dijo: ¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros mientras camináis, y por qué estáis tristes?
24:18 Respondiendo uno de ellos, que se llamaba Cleofas, le dijo: ¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días?
24:19 Entonces él les dijo: ¿Qué cosas? Y ellos le dijeron: De Jesús nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo;
24:20 y cómo le entregaron los principales sacerdotes y nuestros gobernantes a sentencia de muerte, y le crucificaron.
24:21 Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido.
24:22 Aunque también nos han asombrado unas mujeres de entre nosotros, las que antes del día fueron al sepulcro;
24:23 y como no hallaron su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto visión de ángeles, quienes dijeron que él vive.
24:24 Y fueron algunos de los nuestros al sepulcro, y hallaron así como las mujeres habían dicho, pero a él no le vieron.
24:25 Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!
24:26 ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?
24:27 Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.
24:28 Llegaron a la aldea adonde iban, y él hizo como que iba más lejos.
24:29 Mas ellos le obligaron a quedarse, diciendo: Quédate con nosotros, porque se hace tarde, y el día ya ha declinado. Entró, pues, a quedarse con ellos.
24:30 Y aconteció que estando sentado con ellos a la mesa, tomó el pan y lo bendijo, lo partió, y les dio.
24:31 Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él se desapareció de su vista.
24:32 Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras?
24:33 Y levantándose en la misma hora, volvieron a Jerusalén, y hallaron a los once reunidos, y a los que estaban con ellos,
24:34 que decían: Ha resucitado el Señor verdaderamente, y ha aparecido a Simón.
24:35 Entonces ellos contaban las cosas que les habían acontecido en el camino, y cómo le habían reconocido al partir el pan.
Hoy habia 9 visitantes (33 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=en verdad resucitó.